La Piratería en México

Pirateria en la Industria Cinematografica y Discografica

Es habitual el abuso del término piratería, a menudo de forma peyorativa, para referirse a las copias de obras sin el consentimiento del titular de los derechos de autor.De acuerdo con la “3a Encuesta de Hábitos de Consumo de Productos Pirata y Falsificados en México” el impacto en la industria fue de 964 mil 688 millones de pesos en 2009.

A continuación algunos puntos destacados en el estudio de la Cámara:

  • 8 de cada 10 personas compraron algún producto pirata durante el último año
  • El mercado de la piratería representa alrededor del 54% de las ventas que genera el mercado de comercio formalmente establecido.
  • De las personas que compraron piratería:
               – 36% afirma adquirirla una o dos veces al año
               – 52% cada 15 o 30 días
               - 12% diario o una vez a la semana.
  • El precio es el principal motivo para adquirir estos productos
  • Los encuestados reconocen que los efectos negativos son:
              - Debilita las industrias locales
              – Se relaciona con el crimen organizado
              – Fomenta la delincuencia
              – Favorece la evasión de impuestos
  • Hombres y mujeres la consumen en igual proporción
  • Las personas de 25 a 44 años lo hacen en una proporción significativamente mayor que las de 45 a 55 años.
  • Los estratos bajos adquieren piratería en mayor proporción que los niveles altos
  • Se compran más DVD y CD’s con 94%; ropa con 14%; calzado con 13% y software 10%
  • Hay resistencia para adquirir medicinas, cigarros, alcohol y alimentos piratas
  • 62% de los entrevistados mencionaron la cultura de legalidad para combatirla 

Sin embargo, la música Mexicana está muriendo….

Durante los últimos 10 años, la piratería surgió como una amenaza directa al negocio de la música en México.

Este problema masivo (el producto pirata es distribuido mayormente por vendedores ambulantes y tianguis) ha llegado a ser un problema muy serio debido a la falta de aplicación de leyes efectivas de derechos de propiedad intelectual por las autoridades Mexicanas. Para que el negocio prospere las disqueras necesitan invertir en producciones locales de artistas Mexicanos. Las compañías disqueras necesitan tener la oportunidad de competir en un medio sano para poder recuperar su inversión y consecuentemente producir más música Mexicana.

Sin embargo, la piratería ha inhibido cualquier oportunidad. La situación de la piratería ha alcanzado su punto máximo. La producción a través de CD-R’s se facilita mucho, no como en los tiempos del LP y cassettes en los que se requerían instalaciones industriales mas sofisticadas.

Efectos culturales de la piratería…

El negocio de las disqueras es impredecible y de riesgo, ya que solamente 10% de las grabaciones recuperan sus inversiones. Cuando se enfrenta a niveles altos de piratería, la industria trata de minimizar el riesgo disminuyendo nuevas inversiones que requieren tiempo y dinero para salir al mercado. Las compañías disqueras se enfocan en grabaciones seguras, en las que distribuyan un gran embarque inicial antes de que el producto pirata salga al mercado. La seria consecuencia de este problema es que no se crea nueva música y toda una generación de artistas se pierde. La situación de la piratería en México ha comenzado a cobrar su cuota, no han surgido nuevos artistas en México durante el último par de años, mientras que en años pasados se produjeron nuevos talentos como Maná, Luis Miguel, Pepe Aguilar, Alejandro Fernández y Lucero.

Una nueva generación de artistas no está emergiendo debido a que las disqueras nopueden permitirse el lujo de tomar mayores riesgos en la realización de nuevas producciones.

Para sobrevivir, las disqueras están dependiendo fundamentalmente de producciones extranjeras que no generan costos de producción adicionales, ya que el producto es desarrollado fuera de México. A través de esta estrategia, compañías multinacionales y locales evitan riesgos de inversión. Algunas de las compañías locales más pequeñas están desapareciendo y solamente las internacionales y las locales más fuertes sobrevivirán. Tristemente, el mercado musical cambia de ser un recurso de exportación de talento y música, a una red de importación en el que solamente son promocionadas producciones seguras y en su mayoría extranjeras.

Las implicaciones culturales son obvias y profundas. Cada vez se produce menos música original en México, así como un mayor número de autores, compositores y artistas Mexicanos están dejando el país para encontrar refugio económico y artístico.

Siete de cada diez CD’s vendidos en México son piratas. En total más de 122 millones de unidades de producto pirata fueron vendidos en el año 2006 contra aproximadamente 50 millones de unidades legítimas. México continúa siendo uno de los países con mayor índice en piratería de fonogramas.

Las pérdidas directas de la industria se encuentran en el rango de los $400 millones de dólares. Este impacto no considera el daño adicional que se le hace a negocios relacionados con la industria, como son los estudios de grabación, artistas, autores, arreglistas, artistas gráficos, impresores y músicos. La falta de nuevos artistas perjudica las importantes regalías recibidas del extranjero por la exportación de música Mexicana, en su mayoría de los Estados Unidos y del resto de América Latina.

Durante 2006 las ventas en unidades descendieron un 25.3%% respecto a 2005, y un 12.9% en valores.

El volumen de unidades de discos vendidos durante el año anterior tristemente es el mas bajo en los últimos 16 años. A partir del 2000, la caída en unidades se ha acentuado hasta alcanzar un impacto negativo de casi 25%. En millones de pesos, el descenso fue del 38%. El decremento es mayor que en unidades, debido a que los precios se redujeron en más de un 20%.

Si esta tendencia continúa, se esperan resultados críticos si no se toman acciones para reducir la piratería.

Aún más, compañías de distribución están cerrando, más del 50% de los puntos de venta, aproximadamente 750 han desaparecido. Simplemente en los últimos 4 años desaparecieron 2 de los principales mayoristas, dejando de operar más de 7 mil puntos de venta de música original y una pérdida de por lo menos 28 mil empleos permanentes, tomando en cuenta que cada punto de venta, contaba con un mínimo de 4 empleados.

Vendedores ambulantes y tianguis que venden productos piratas han reemplazado por mucho tiendas legítimas de discos.

El gobierno Mexicano pierde aproximadamente $100 millones en IVA e impuestos anuales. Sin embargo, es claro que el mayor impacto económico, (por no mencionar las implicaciones culturales descritas arriba) aunque no es realmente cuantificable, es mucho mayor debido a todo el daño relacionado.

Los ejecutivos de las discográficas y otros productores de contenidos  se preocupan ante lo que se considera el primer intento global serio de regular las descargas en línea.

Se trata del ACTA, las siglas en inglés del Acuerdo Comercial Antifalsificación, tratado con el cual los gobiernos de más de 10 países quieren penalizar no solamente a quienes incurran en actos de piratería, sino a quien haga uso de los contenidos en línea de forma ilegal. El incentivo es enorme. Simplemente en los contenidos musicales, en 2009 la industria de la música perdió 12,500 millones de dólares (MDD) por piratería en todo el mundo, según el Institute for Policy Innovation.

En el caso de México, todavía no existe una legislación que apruebe dicha propuesta Sin embargo, nuestro país forma parte del ACTA, el tratado iniciado en el año 2008 que busca “ayudar a la lucha contra la falsificación y la piratería”, en el que, además, participan Australia, Canadá, la Comisión Europea, Corea, Estados Unidos, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Suiza.

El acuerdo ha sido criticado por su secretismo, ya que sus reuniones se realizan a puerta cerrada. Esto molesta a los internautas de los países participantes ya que, según el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, IMPI (representante de ACTA en México), se propone que los proveedores de servicios de internet (ISP, como Prodigy, Terra, Cablevisión, etc.) den a las autoridades datos de los usuarios que, presuntamente, descargan contenidos de manera ilegal.

Según Sergio Legorreta, especialista en propiedad intelectual del despacho global Baker & McKenzie, “se busca obligar a que los ISP suspendan el acceso a la red de usuarios que violen los derechos de autor y no lo veo del todo mal”.

El problema surge al cuestionar si los usuarios que descargan música, películas, videos o libros de internet son considerados distribuidores de piratería, un tema en debate según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). “La cuestión acerca de si dicho uso es un acto de ‘piratería’ y si se debe abordar de la misma manera que la piratería tradicional, constituye el eje del debate actual sobre el derecho de autor”, dice la UNESCO.

Para Creative Commons México y opositor al ACTA, “el primer elemento (para definir la piratería) es si lucras o no (con el producto). Si no hay lucro, la regla general es que no estás cometiendo piratería”.

Aunque  hay que verlo del otro lado. No es que exista lucro por el lado del que descarga, él no está cobrando por esa música, pero sí hay un daño económico patrimonial directo contra el autor o los que están en la cadena.La cuestión del problema reside en que si es permitido o no la descarga de música, películas y otros medios digitales con derecho de autor pero, cómo saber si el internauta lo hará con motivo de lucro o no, de cualquier forma desprestigiará la trayectoria y esfuerzo del artista en custodia.

Definitivamente al avordar el tema de la pirateria entramos en una situacion sumamente delicada, en la cual no solo las partes involucradas se defienden, si no que tambien quienes la consumen o se niegan a hacerlo hablan y opinan de ello.

Esto es lo que la gente opina:

“Pues yo creo que ya que no hay de donde agarre uno para darle de comer a su familia, la unica manera de proveer es meterse aveces en cosas que tal vez no sean legales, pero pues no estoy matando, aparte no fue vender fayuca mi primera opción de trabajo, pero si el gobierno no te ayuda, ¿Qué va hacer uno? No me quedaré viendo como mi familia se muere de hambre.” José María/ vendedor de CD’s en el Centro

“La pirateria, sin duda alguna un tema muy extenso, creo, o bien, estoy seguro de que no podria ponerse deacuerdo la gente, almenos yo no apoyo el hecho de que la gente lo haga con fin de lucro, si bien, seré honesto, el precio de algunos articulos originales, como los CD’s o los DVD son algo caros y pues si los encuentras con el mismo contenido y aveces hasta con la misma calidad en internet, por que está mal que uno intente cuidar su dinero, uno trata siempre de buscar lo mas varato, y si no lo hacemos como ya lo dije, con fn de lucro, pues no veo porque estaría mal, simplemente hay que ver bien de que lado nos encontramos y el por que hacemos las cosas”
Marcos Juarez/ Profesor y padre de Familia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: